El efecto Mía Colucci

De acuerdo con los datos oficiales del Registro Civil en la Ciudad de México, en el año 2000 —tres años antes de que se estrenara la novela—, tan solo se registraron 15 niñas con el nombre de Mía en la capital del país.

Un año después, el nombre seguía siendo muy poco popular. En el 2001 solamente nacieron 10 niñas con el nombre de Mía. Hasta ese momento: nada extraordinario.

Todo eso cambiaría en el 2004 cuando se estrenó en el Canal de las Estrellas la telenovela de Rebelde; que, al convertirse en banda, adoptaría el nombre más conocido de RBD. Desde entonces, toda una generación de miles de niñas han sido registradas en la CDMX con el mismo nombre de la protagonista.

Apenas se estrenó la novela y comenzó la carrera musical de la agrupación mexicana, el nombre de Mía creció constantemente de popularidad. Muchísimo. Más de lo que se imaginan.

Cuando llegó 2004, con apenas unos meses al aire en televisión abierta, aparecieron 184 niñas con el nombre de Mía —un aumento ridículo de 1126% comparado con el año previo. Pero eso no quedaría ahí.

El efecto de Mía Colucci y RBD en los nombres de niñas en la CDMX siguió creciendo a niveles insospechados. En 2005 veríamos un aumento más del 264% cuando se registraron más de 670 niñas con ese mismo nombre, popularizado por la novela.

Para 2015, cuando —sospechamos— muchas de las personas que seguían su música o las películas, empezaron a tener hijos, el nombre de Mía era extremadamente popular. Solo 10 años después de su estreno en televisión, el número de niñas con el mismo nombre de Mía Colucci era de 1267.

 

Escucha a:El Mañanero
Con: Adriana Cisneros y Juan Carlos Cameras