Denisse Guerrero y las duras pruebas que enfrentó alejada de los escenarios

Durante la primera década de los 2000 Belanova lideró la escena pop gracias a canciones como «Rosa Pastel», «Cada que» o «Tus ojos», convirtiéndose en una de las agrupaciones más importantes de la música en español.

Sin embargo, en la cima de su carrera, la banda originaria de Guadalajara anunció que se tomaría un descanso indefinido que lleva ya poco más de cinco años. Durante ese tiempo, Denisse, Richie y Edgar enfocaron sus energías en proyectos distintos, pero también enfrentaron duros momentos en sus vidas.

Ahora que la agrupación anunció su regreso a los escenarios las preguntas han comenzado a surgir y entrevista para la revista «Glamour», la cantante, por primera vez, dio detalles de su vida lejos del ojo público.

Denisse explicó que, aunque pudo desarrollarse en otros ámbitos, también atravesó por una fuerte crisis de salud que la hizo temer por su vida pues le fue detectado un tumor gigante, por lo que tuvo que someterse a una delicada intervención quirúrgica: «Me hicieron una cirugía y me quitaron un tumor (pesó casi dos kilos)», contó.

Lo más grave vino cuando los médicos le explicaron que había una gran probabilidad de que la masa resultara ser maligna y fue ahí que comenzó a pensar en su futuro: «Cuando el doctor me dijo que había 50 por ciento de probabilidad de que fuera cancerígeno, me dije: ‘soy muy joven para morir, la vida vale la pena’. Eso me sirvió para entender que soy una mujer, de 43 años, que tiene derecho a ser feliz y eso es lo que me da la motivación», agregó.

Pero no fue el único trago amargo al que tuvo que reponerse, durante estos años de ausencia la cantautora vivió la pérdida de su padre, una de las personas más importantes de su vida, pero quien, también, le dio una de las lecciones más importantes: «yo estaba como en esta crisis y le decía a mi papá que nada tiene sentido y él, antes de morir, me respondió: ‘mientras haya vida, hay esperanza’».

Entre otros temas, como las nuevas generaciones o las redes sociales, Denisse también explicó los motivos que la llevaron a retirarse: una fuerte crisis emocional y existencial que la llevó a desarrollar problemas de salud mental: «No estaba en la situación ideal (sobre todo emocionalmente) y empecé con una crisis existencial. Recuerdo haber estado en medio de una gira, viajando todos los días y, de repente, veía a todas las personas que me rodeaban y pensaba: ‘bueno, ellos se desvelan y hacen esto porque tienen para quién o para qué hacerlo’. Y me pregunté: ‘¿y yo para qué? ¿Por qué lo estoy haciendo? ¿Por quién?».

Con la distancia, el tiempo y la privacidad; además de un trabajo interno y de terapia se dio cuenta de que la respuesta era muy fácil: «No necesito a nadie más que me esté esperando, si estoy aquí en este mundo es por algo: mi naturaleza es crear y eso en sí es lo que le da sentido a mi vida».