La niña afgana que le dio cara a la guerra

Sharbat Gula fue portada de la revista de National Geographic en 1985, volviéndose internacionalmente famosa. Ella no se enteró de este éxito, mientras vivía como una refugiada más de un conflicto que parece no tener fin. Tiempo después la encontraron, pero aquí te contamos la historia.

Sharbat Gula era una niña en aquel entonces, nacida en una pequeña provincia afgana, quien tuvo que huir junto con sus hermanos y su abuela tras la muerte de sus padres en un ataque aéreo. Cuando ella tenía 12 años, se encontraba en el Campo de Refugiados de Nasir Bagh, ubicado cerca de la frontera con Pakistán.

Allí, la joven afgana se encontró cara a cara con Steve McCurry, un fotógrafo estadounidense que estaba cubriendo la Guerra de Afganistán. Gula, asustada y desconfiada, miró directamente a la cámara con sus penetrantes ojos verdes, mientras su cabeza se encontraba cubierta por un velo rojo.

Luego de Curry dejara el campo de refugiados, Gula siguió viviendo ahí hasta que se mudó a Pakistán. Al cumplir 13 años, se casó con un panadero y posteriormente dio a luz a cinco hijos. Por su parte, Curry ganó muchísimo reconocimiento internacional gracias a la fotografía de la joven afgana, aunque él también desconocía la identidad de la niña. En el 2002, Curry emprendió una travesía por Afganistán y Pakistán, decidido a encontrarse nuevamente con Gula. El recorrido lo llevó hasta una empobrecida área de Pakistán, habitada por refugiados afganos. Curry se reencontró con Gula, a quien le hicieron un examen de reconocimiento por patrón de iris, para corroborar su identidad.

Finalmente, la joven afgana tenía nombre. Actualmente, la joven afgana, que ahora es una mujer viuda, vive en Kabul. Esta ciudad, al igual que casi todo el país, fue tomada por la milicia radical talibana.

La vida de la niña afgana, la refugiada más famosa del mundo

Escucha a:TU MAÑANA CON ADRIANA
Con: ADRIANA CISNEROS