• enero 13, 2021

  • Escuchanos en Vivo

    ¿REALMENTE AZEALIA BANKS DESENTERRÓ A SU GATO PARA COMERLO?

    Resulta que hace unos días y de acuerdo con The Sun, Azealia Banks subió a su cuenta de Instagram un video en el que la veíamos desenterrado junto a una amiga el cuerpo de Lucifer, su gatito quien lamentablemente murió el año pasado. Hasta ahí le cosa estaba relativamente tranquila –porque ambas reían mientras sacaban el cuerpo–, aunque de repente todo tuvo un giro muy extraño cuando sacó los huesos y el cráneo del minino y los puso en una olla. Esta olla tenía una mezcla de cosas turbias color café y en ella, Banks estaba hirviendo los restos del michi y muchos pensaron que en realidad se estaba preparando una sopita con todo eso. Por supuesto que después de mostrar este bizarro ritual, la rapera borró el video pero era demasiado tarde, pues alguien lo guardó y lo publicó en redes sociales, generando una enorme conversación al respecto y dejando a todos con el ojo cuadrado.

    Desde entonces, fans y no tanto creyeron que Azealia Banks se había comido a su gato. Sin embargo, la cantante ya habló al respecto y dejó muy claro lo que hizo con el cuerpo de Lucifer. En sus historias de Instagram, mostró el cráneo del gatito junto a varios objetos como un crucifijo, billetes de dólar, un puro, una botella de champán y una botella de perfume medio usada, como queriendo decir que en realidad era una especie de ofrenda para él. Pero más tarde y en plan ofendida, Azealia respondió a las críticas de sus extrañas acciones, llamando a todos “racistas”. Según lo que comentó, lo único que ella quería era preservar los restos del michi para después bañarlos en oro, además explicó que este procedimiento es muy común para aquellos que van de cacería y quieren que los cuerpos de los animales se encuentren en el mejor estado posible.

    ¿Realmente Azealia Banks desenterró a su gato para comérselo?

    “¿Por qué creen que me comería un gato muerto cuando apenas puedo comer una vaca muerta. Se llama taxidermia. Muchos cazadores con cabezas de ciervo preservadas colgando de su pared lo hacen. Queridos… Están siendo racistas. La cabeza del gato está empapada en peróxido para limpiarla completamente, luego lo llevaré a una joyería para que lo bañen en oro. Lucifer era un icono. Merece ser preservado”, dijo la rapera. Al final y como podrán darse cuenta, Azealia Banks no se comió a su gato ni nada por el estilo, lo que hizo fue para darle una mejor vida a su mascota. Sea como sea y aunque casi nadie tiene conocimiento en el tema, no podemos negar que su video y ver cómo hervía los huesos y el cráneo de su micho fue muy extraño.

    Nuestras redes: