• agosto 20, 2020

  • Escuchanos en Vivo

    INVESTIGADORES DE FINLANDIA HALLAN LA ‘CURA’ PARA LA RESACA

    Un café bien cargado, tomar un montón de agua o un par de antiácidos suelen ser los remedios caseros que algunos usan para curarse la cruda después de la fiesta. A estos menesteres le entraron la Universidad de Helsinki y la Universidad de Finlandia Oriental, que descubrieron algo así como una cura para la resaca.

    ¿De qué va este remedio? De acuerdo con el equipo de investigadores de estas universidades, una dosis de 200 miligramos de aminoácido L-cisteína hace el paro al cuerpo humano y reduce las náuseas o el dolor de cabeza.

    Eso no es todo, con 600 miligramos de L-cisteína la cruda se baja al nivel de que una persona puede aliviar su estrés o ansiedad.

    El estudio de los investigadores de la Universidad de Helsinki y la Universidad de Finlandia Oriental se publicó en la página Alcohol and Alcoholism  por si no nos creen— el pasado 18 de agosto.

    Y este fue aplicado de manera aleatoria entre 19 voluntarios que consumieron una dosis de alcohol de 1.5 gramos durante tres horas —en lo que se supone fue una situación controlada.alcohol-resaca-universidad-finlandia-estudio

    ¿Y luego? Los investigadores pidieron a los voluntarios que se tomaran unas tabletas de placebo o L-cisteína, que contenía suplementos de vitamina.

    “Los resultados primarios basados ​​en el análisis correlacional mostraron que la L-cisteína previene o alivia la resaca, las náuseas, el dolor de cabeza, el estrés y la ansiedad. Para la resaca, náuseas y dolor de cabeza, los resultados fueron evidentes con la dosis de L-cisteína de 1200 mg y para el estrés y la ansiedad ya con la dosis de 600 mg”, se lee en el estudio.

    Además, se encontró que la L-cisteína reduce las ganas o necesidad de seguirla y de plano, disminuye síntomas como náuseas, dolor de cabeza, estrés y ansiedad.

    Y sólo para tomarlo en cuenta o la anécdota, algunos participantes no pudieron consumir el alcohol requerido para la prueba y tuvieron que ser dados de baja. En contraste, otros mostraron niveles de tolerancia súper altos, tanto que NO experimentaron síntomas de resaca.

    Hubo otros casos, donde los voluntarios insistieron en completar las dosis en un bar, por lo que también fueron eliminados del estudio.

    Nuestras redes: