• febrero 8, 2020

  • Escuchanos en Vivo

    HOMBRE VIAJA ADENTRO DE UNA FUNDA DE PLÁSTICO PARA NO CONTAGIARSE DE CORONAVIRUS

    La desinformación en toda la extensión de la palabra…. En los últimos días no ha habido tema más relevante –internacionalmente hablando, no se me exalten– que el coronavirus de Wuhan, un brote que ha tenido a todos los países un poco preocupados por la llegada del virus a sus respectivos lugares y que también han reforzado las medidas de prevención en todos los aeropuertos internacionales del planeta

    Como les hemos mencionado en ocasiones anteriores el coronavirus aún no tiene una cura ni un tratamiento en específico, sin embargo, las personas que están contagiadas pueden ser tratadas dependiendo de los síntomas que presenten, ya sea tos, fiebre, dificultad para respirar o incluso neumonía, en el caso de que el coronavirus ya sea más grave.

    De verdad no queremos parecer tías/tíos al compartirles esta información, pero en serio que no queremos que hagan un oso como el que hizo un señor durante un vuelo en Estados Unidos, quien se fue adentro de una especie de tienda de campaña portátil para evitar que se contagiara de Coronavirus. ¡¿Poooor?!

    El nombre de este sujero es Rick Pescovitz, y es el CEO de StadiumPod, una compañía que fabrica carpas de plástico para las personas que van a eventos deportivos y las cuales se ponen sobre el torso, esto para evitar que la lluvia afecte a quien las use.  Pues bueno, al parecer este señor le ha encontrado un segundo uso a su invento, ya que lo ocupó para no contraer el coronavirus durante su trayecto.

    El hermano de Pescovitz, David, comentó al portal Boing Boing que una azafata fue la que le tomó la foto a su hermano después de que se pusiera esta extraña carpa azul durante el vuelo“A medida que los viajeros están tomando medidas inusuales para protegerse del Coronavirus … mi hermano pensó en ver cómo funcionaría su StadiumPod en un avión”, mencionó David.

    ¿No es más fácil ponerse un cubrebocas? Bueno, igual y hasta este episodio bochornoso se vuelve una oportunidad de ventas para su empresa de protectores de plástico. ¡El mundo es de los que aprovechan las oportunidades!

    Nuestras redes: