¿DE DÓNDE SALIERON LOS PULPOS REVERSIBLES Y CUÁL ES SU VERDADERA FUNCIÓN?

Si has estado en redes sociales en los últimos días –que creemos que sí– seguramente has visto este peculiar juguete por todos lados. No tiene mucha ciencia tratar de explicarlo, pues se trata de un pequeño peluche de este maravilloso animal marino que puede voltearse hacia afuera y hacia dentro, mostrando dos estados de ánimo que cualquiera podría tener en un día cualquiera: una cara feliz y otra enojada. Y quizá se estén preguntando, ¿por qué tanto alboroto por un simples peluches de pulpos? Bueno, pues las cosas se pusieron interesantes porque muchos quieren conseguir alguno de estos lindos juguetes que tiene esta particular característica, aunque no son algo nuevo, pues llevan años en el mercado. Sin embargo, gracias a TikTok se volvió viral ya que un montón de usuarios empezaron a subir videos con este juguete que está rompiendo el internet.

Pero así como se hizo tendencia, también llegó la polémica. Resulta que varias personas en redes sociales comenzaron a mencionar teorías sobre el verdadero uso de estos peluches, pues según mencionaban que fueron hecho con el fin de ayudar a los niños con autismo o síndrome de Asperger ya que a muchos de ellos les cuesta trabajo expresar sus emociones, así que usar uno de estos simpáticos juguetes les haría la vida más fácil.

¿De dónde salieron los pulpos reversibles y cuál es su verdadera función?

Es por eso que casi casi crucificaron a aquellos que comenzaron a pedir estos pulpos reversibles como si no hubiera un mañana, porque se los estaban quitando a quien que sí los necesita. Sin embargo, nadie ha confirmado toda esta información pues TeeTurtle, la empresa que creó el peluche de moda y de novedad no menciona nada al respecto en el sitio web donde puedes comprar alguno de estos peluches.  La compañía señala que este juguete para niños de seis años en adelante es para “mostrar tu estado de ánimo al mundo”, pero jamás dice que tienen un fin terapéutico para aquellos que tienen algún problema de comunicación como dice el internet y muchos menos que estén avalados por alguna institución médica.

Es más, la National Austism Resources menciona que los peluches sean reversibles o normales, pueden resultar igual de llamativos para niños con autismo o Asperger. Pero también dejan muy claro que sí existen juguetes especializados y certificados por los mismos médicos con el fin de ayudarlos en sus terapias, pero no es el caso de los pulpos reversibles, así que todo lo que dicen por ahí son simples mitos.

Escucha a:El Mañanero
Con: Adriana Cisneros y Juan Carlos Cameras